Central, un día cualquiera

Una mañana en el distrito de Central en la isla de Hong Kong, abrumado por el tránsito de gente, todos dentro de su caparazón protector, mostrandose insensibles unos con los otros pero todos juntos, formando un cuerpo complejo, un fluir incesante como si de la sangre de la ciudad se tratase. Sangre que inundaba todos los rincones de la ciudad a través de las arterias, venas y vasos capilares en forma de callejuelas entre construcciones de acero y cristal.

Ahi estaba yo, sin prisa, ajeno a cualquier implicación, enmedio de todos ellos como observador. Sin enfocar mi atención a ningún aspecto de lo allí presente pues me sentía sobrepasado por tanto estímulo externo. Así caminé por el distrito de Central un día cualquiera de Febrero de 2015.

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *